El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció hoy la activación de una ley de 1996 que permitirá demandar ante cortes del país a compañías extranjeras que operan en propiedades en Cuba confiscadas a estadounidenses tras la revolución comunista.
"La Administración de (Donald) Trump no suspenderá más el título III (de la ley Helms-Burton), una decisión que entrará en vigor el 2 de mayo", dijo Pompeo en una rueda de prensa.

Effective May 2, under Title III of the LIBERTAD Act, U.S. citizens will be able to bring lawsuits against persons trafficking in property that was confiscated by the Cuban regime. After more than 22 years of delays, Americans will finally have a chance at justice.

— Secretary Pompeo (@SecPompeo) 17 de abril de 2019

La decisión activa un título que ha sido suspendido por todos los presidentes de Estados Unidos desde la aprobación de la norma, en 1996.
El cambio posibilita que los estadounidenses puedan imponer demandas en su país contra empresas de todo el mundo, entre ellas las cadenas hoteleras españolas Meliá, Iberostar, o Barceló; así como la compañía canadiense Sherritt, dedicada al sector minero y una de las principales inversionistas extranjeras en la isla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: