Dos años se van a cumplir del Primer Honorable Concejo Municipal de Romang, y donde se nota la disconformidad de la gente, ya que esperaba un poco más de ellos.

Si bien el primer año se justificaron diciendo que se tuvieron que ordenar, con su reglamento interno, las normas a cumplimentar por parte del municipio, donde además por los recesos administrativos se trabajó mucho menos de lo pensado, entre otras cosas.

Pero en el segundo año de funcionamiento del concejo, cabe decir que no tuvo mucha relevancia su participación, sobre todo en decisiones claves que beneficien al vecino, tal es así que casi pasaron desapercibidos.

Un Concejo donde no hubo debates, al menos público, ya que la gente quería ver y escuchar cual era su posición, ante temas que les preocupan al vecino de Romang (tránsito, seguridad, obras en los barrios, acompañamiento a los sectores más vulnerables, a la producción local, etc) y que hasta ahora no tuvieron repuestas.

La gente pregunta ¿Presentaron algún proyecto?… Si, proyectos se han presentado, aunque muchos de ellos no se han ejecutado y eso, según dicen los concejales, es responsabilidad absoluta del ejecutivo, ya que las consultas pertinentes se habrían realizado pero sin repuestas.

Cabe mencionar además que hubo acuerdos en un 100% de los proyectos aprobados, casos insólito si los hay, pues ninguno de los tres bloques (FPCYS, UCR Y PJ) se opuso, inclusive ante los aumentos de impuestos y servicios que se han dado en un año complicado, sin buscar otras alternativas, sabiendo que la inflación comió el bolsillo del trabajador, del jubilado y de los jornaleros, que cada vez les cuesta más pagar sus cuentas.

Un 2019 difícil, con un presupuesto ajustado según el ejecutivo, donde prácticamente los concejales se dedicaron más a las campañas electorales que a solucionar problemas y en vez de exigir se implementen de una forma más rápida, los proyectos aprobados.

El 10 de diciembre asumen dos nuevos concejales, de tres bancas que se renovaban, Diego Wirz y Jorge Orzán, ya que Samuel Sager fue reelecto. Acompañan por otros dos años, Sandra Passarino, Juan Carlos Crudeli y Federico Molinari.

En ellos está la responsabilidad de que en el 2020 estén más cerca del vecino del distrito Romang, y trabajar de una forma más independiente del ejecutivo, sobre todo exigiendo los proyectos que se aprueban.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: