La Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral vivió el acto de colación de grados 2017 y distinguió a los mejores promedios. El N° 1 es de Romang. Lo que dijeron él, el decano y quien habló en nombre de los nuevos profesionales sobre la responsabilidad que tienen para con la sociedad.

“La educación representa un acto político y de libertad”, definió el decano de la Facultad, Magister Humberto Luis José Occhi, quien llamó a repensar nuevos paradigmas en la construcción del conocimiento pensando en las nuevas generaciones. Destacó que “el conocimiento es tal vez el bien más preciado de la sociedad”, pero que no es algo acabado, pues siempres surgen nuevos desafíos que afrontar.

Destacó el valor de la Universidad pública donde la docencia, la investigación y la extensión son factores dinámicos que deben estar al servicio de la sociedad atendiendo a resolver sus problemas con ciencia, tecnología e innovación, entre otros valores a aportar; y convocó a promover el aumento de la riqueza científica con un rol activo.

En nombre de los profesionales egresados habló Sebastián Iparraguirre, quien refirió a la etapa universitaria en lo que hace al estudio, la convivencia y el crecimiento personal, la importancia del rol de la familia y de la universidad pública. Dejó otros conceptos:

“En tiempo donde lo público cada vez mas se desvaloriza, es nuestra universidad la que sigue formando jóvenes profesionales, apostando al desarrollo y a la investigación, sin dejar de comprometerse con la sociedad”.

“Esta en nosotros luchar para que otros tengan la misma oportunidad que nosotros tuvimos. No es conveniente que una sociedad posea solamente algunas personas muy capacitadas, toda comunidad debe dar oportunidad a sus hombres, mujeres y niños la oportunidad de educarse toda la vida si así lo desean”.

“un pueblo educado tiende a elegir a los dirigentes más competentes”.

“Esta noche cobran valor todos los sacrificios y se hace realidad un logro colectivo”.

Recordó a los profesionales que “formamos parte de una sociedad frente a la cual tenemos una responsabilidad que cumplir y que para que ésto suceda, requiere de nosotros respeto, formación permanente y compromiso. Hay que servir a la humanidad”.

El tradicional Acto se llevó a cabo el viernes 27 de octubre en el predio de la Fecol, en la Ciudad de Esperanza, donde recibieron sus correspondientes diplomas 110 nuevos médicos veterinarios, oportunidad en que recibió la medalla al mejor promedio Erié Machín Zilli, joven profesional oriundo de la localidad de Romang, cuya familia vive actualmente en un pequeño paraje rural ubicado entre esa localidad y Alejandra, La Loma.

Erie contó que comenzó el cursado en el año 2009 y que durante su proceso de formación estuvo unos meses becado en Lyon, Francia.

Apenas se recibió ya consiguió trabajo en Morteros, Provincia de Córdoba, y en sus planes no solo está el trabajo sino también seguir estudiando, y ya piensa en un Máster. Considera que un profesional no debe caer en la inercia de resolver los problemas de su trabajo para siempre con lo que alguna vez estudió en la universidad, sino que tiene que continuar la capacitación, reconoce que sino sentiría “un vacío, dejar de concurrir a la universidad siente que de alguna manera provoca ese efecto, es un ámbito de formación donde se siente bien. De hecho que la Universidad celebró también en esta ocasión que entregó diplomas a 12 profesionales que concluyeron satisfactoriamente sus correspondientes posgraduados en Especialización en Salud de los Animales de Compañía, Especialización en Buiatría, Maestría en Ciencias Veterinarias y Doctorado en Ciencias Veterinarias.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: