Una explosión que provocó el colapso del techo en una mezquita situada en el este de Afganistán causó la muerte de al menos 62 personas que habían asistido al templo para el rezo de los viernes, el más importante de la semana para el islam.
Un vocero de la gobernación de Nangarhar dijo que en el ataque también resultaron heridas 36 personas y señaló que no está claro si se trató de un ataque suicida o si fue provocado por algún tipo de bombardeo.
"Tenemos 62 personas muertas y 36 heridas, la explosión tuvo lugar dentro de la mezquita, pero de momento no está claro si (se debió) a un atacante suicida o a una bomba", explicó Attaullah Khogyanai, citado por la agencia de noticias EFE.
El gobierno afgano condenó "enérgicamente" el ataque a través de un mensaje de Twitter.
"Los talibanes y sus socios continúan (cometiendo) crímenes atroces para atacar a los civiles en tiempo de adoración", escribió Sediq Sediqqi, vocero del presidente de Afganistán, Asraf Ghani.
Nadie reivindicó el ataque de inmediato aunque las autoridades sospechan que puede tratarse de una acción de los talibanes o del grupo radical Estado Islámico (EI), dos grupos que están activos en el país, fundamentalmente en la provincia de Nangarhar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: