El gobierno italiano autorizó hoy el desembarco de otras cuatro personas del barco de la ONG española Open Arms, pero aún hay otras 134 que permanecen a bordo del buque frente a las costas de la isla de Lampedusa en condiciones sanitarias "pésimas".
El gobierno autorizó este viernes el descenso de cuatro personas, entre ellos un joven de Guinea Bisseau que arrastraba disparos en sus pies, según informaron la cadena RAI y la propia organización humanitaria en redes sociales.
Así, las cuatro personas que fueron llevadas de inmediato a un centro sanitario de la isla del sur italiano se suman a las otras nueve que habían sido desembarcadas a última hora del jueves, luego de que una inspección médica constatara las "pésimas condiciones sanitarias y psicológicas" de los emigrantes que llevan, en su mayoría, 15 días a bordo del barco esperando un puerto seguro en el que desembarcar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: