Bachelet cuestiona la represión policial en Hong Kong y pide una "inmediata" investigación.
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se declaró hoy "preocupada" por la violencia registrada durante las manifestaciones opositoras en Hong Kong y aseguró que hay indicios "creíbles" que apuntan a una respuesta policial excesiva, por lo que reclamó la apertura de una "inmediata" investigación.
Bachelet recordó que los derechos a la libertad de expresión y manifestación están reconocidos por los convenios internacionales, si bien dijo que todos los asistentes a las protestas deben "expresar sus ideas de forma pacífica".
En caso de que fuese necesaria la actuación policial, la jefa de Derechos Humanos de la ONU pidió "contención" a las autoridades, toda vez que la respuesta debe ser "proporcionada y conforme con los estándares internacionales sobre el uso de la fuerza", según un comunicado de su oficina citado por la agencia de noticias Europa Press.
La ex presidenta chilena advirtió que hay "pruebas creíbles" que ponen en cuestión la actuación policial y puso como ejemplo el "lanzamiento de gases lacrimógenos contra zonas cerradas y llenas de gente o directamente contra la manifestantes, con el riesgo que ello conlleva para la salud".

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: