El barco de rescate de la ONG española Pro Activa Open Arms, que espera autorización de la Unión Europea para desembarcar a más de cien náufragos rescatados hace seis días en el Mediterráneo, advirtió hoy que en caso de emergencia se dirigirá a un puerto de Italia pese a la prohibición de las autoridades de ese país.
"Vamos a anteponer la salud de las personas, y si es necesario entraremos en Italia por un motivo humanitario. No pondremos en peligro la vida de nadie", aseguró hoy Oscar Camps, el fundador de la emblemática ONG que desde 2015 ha rescatado a casi 60.000 refugiados e inmigrantes que intentaban llegar a Europa en embarcaciones precarias a través del mar.

Buenos días.
Sexto día a bordo del Open Arms
Sexto día sin un puerto seguro donde desembarcar.
Esta Europa inhumana sigue de vacaciones. #VergUEnza
Ahora más que nunca, os necesitamos a nuestro lado. #antespresosquecomplices pic.twitter.com/LVKS3LARZW

— Open Arms (@openarms_fund) August 7, 2019

Las palabras de Camps llegaron de inmediato a los oídos del vicepremier y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, quien acusó a la ONG de estar "provocado" políticamente y recordó que está "preparado para tomar el barco" si entra en aguas territoriales italianas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: