El Líbano aprobó este lunes un paquete de reformas económicas y un presupuesto para 2020 con recortes pero sin nuevos impuestos, aunque las protestas en las calles de varias ciudades continuaron por quinto día consecutivo para exigir la renuncia del gobierno.
En rueda de prensa, el primer ministro Saad Hariri afirmó que los presupuestos fueron aprobados en la reunión excepcional celebrada más temprano por el gabinete de ministros, con una previsión de un 0,6% de déficit y sin nuevos impuestos.
Hariri aseguró que en el presupuesto "no hay ningún impuesto nuevo", luego de cinco días seguidos de protestas desatadas precisamente por la aprobación de una tasa sobre las llamadas de voz por aplicaciones de mensajería en Internet, como WhatsApp.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: