La gente habla mientras realiza un picnic en el Parque del Sol durante el Día del Trabajo, después de un brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Pekín, China, el 5 de mayo de 2020. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
La gente habla mientras realiza un picnic en el Parque del Sol durante el Día del Trabajo, después de un brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Pekín, China, el 5 de mayo de 2020. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins (CARLOS GARCIA RAWLINS/)

Por Kirsty Needham y Colin Packham

SÍDNEY (Reuters) – China ha suspendido las importaciones de carne de cuatro de los mayores procesadores de Australia, en un momento en que el comercio de varios productos básicos agropecuarios se ve afectado por el deterioro de los vínculos derivados de una controversia sobre la pandemia de COVID-19.

La suspensión se produce después de que Australia pidiera el mes pasado una investigación independiente sobre los orígenes del nuevo coronavirus y sólo unos días después de que China propusiera la introducción de un arancel del 80% a los envíos de cebada australiana.

"Algunos políticos en Australia dicen demasiado, tienen que dejar de lado esta retórica con China, especialmente las críticas y especulaciones sobre el origen del virus de la enfermedad COVID-19", dijo Sam McNiven, fundador del productor de carne australiano Providore Global, que exporta a China a través de un modelo de negocio integrado verticalmente.

McNiven añadió que Australia debería apoyar a China, su principal socio comercial.

El ministro de comercio australiano, Simon Birmingham, calificó la suspensión de las importaciones de "decepcionante", pero negó que se trate de una represalia de China por el deseo de Australia de que se realice una investigación sobre el coronavirus.

China ha rechazado la necesidad de una investigación independiente, y el embajador de Pekín en Australia, Cheng Jingye, dijo a finales de abril que los consumidores chinos podrían evitar los productos australianos en respuesta al apoyo de Canberra a dicha investigación.

Birmingham dijo que Kilcoy Pastoral Company, las plantas Beef City y Dinmore (de JBS) y Northern Cooperative Meat Company han sufrido la prohibición de exportar carne de vacuno a China debido a problemas con el etiquetado y certificados de salud.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo a la prensa que la agencia de aduanas de China encontró "de manera reiterada" casos de empresas australianas que habían violado los requisitos de inspección y cuarentena, por lo que se suspendieron las importaciones para "garantizar la seguridad y la salud de los consumidores chinos".

(Información de Kirsty Needham y Colin Packham; información adicional de Huizhong Wu, Dominique Patton y Shivani Singh en Pekín; editado por Tom Hogue, Lincoln Feast, Emelia Sithole-Matarise y Louise Heavens; traducido por Tomás Cobos)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.