Para evitar la aglomeración, las urnas estarán abiertas hoy de 7 a 23 y mañana de 7 a 15.Para evitar la aglomeración, las urnas estarán abiertas hoy de 7 a 23 y mañana de 7 a 15.
Con el uso obligatorio de barbijo y el distanciamiento en los centros de votación en las primeras elecciones durante la pandemia, más del 40% de los 51 millones de italianos habilitados votaron este domingo para decidir si confirman la ley que rebaja de 945 a 600 la cantidad de legisladores, en una votación que puede reforzar al Gobierno de Giuseppe Conte y que continuará mañana en todo el país.
En una elección desdoblada en dos días para evitar las aglomeraciones de votantes, un total de 46.415.806 personas de todo el país y otras 4.537.308 residentes en el exterior que sufragan por carta están habilitadas para participar en unos comicios que a primera hora de hoy se iniciaron de forma "regular", según dijo a la cadena RAI la prefecta a cargo del operativo de elecciones, Caterina Amato.
En la primera elección de la era Covid-19, las urnas estuvieron abiertas este domingo de 7 a 23 (2 a 18 en la Argentina) y continuarán habilitadas mañana de 7 a 15 para decidir si se aprueba, como marcan todas las encuestas previas, la ley que impulsa el oficialismo y que rebaja de 630 a 400 los Diputados y de 315 a 200 los Senadores.
Según informó el Ministerio del Interior, durante las 16 horas de la jornada electoral de este domingo votó el 40.1% de los habilitados a nivel nacional en una elección que no es obligatoria.
Los italianos deciden si confirman la ley que rebaja la cantidad de legisladoresLos italianos deciden si confirman la ley que rebaja la cantidad de legisladores
Tras votar en Roma a primera hora de la tarde, Conte planteó en esa línea que "cada votación es expresión de una participación democrática".
"Siempre existe la esperanza de que haya participación ciudadana. Yo voté en ciencia y conciencia", aseveró Conte, uno de los principales impulsores del "Sí" a la reducción de parlamentarios, y que podría salir aún más reforzado tras el referéndum, en un contexto en el que las últimas encuestas le otorgan más del 70% de imagen positiva por su gestión de la pandemia.
El Gobierno italiano repartió más de 15 millones de barbijos, 315.000 litros de gel para la higienización de manos antes y después del voto, y 3.400.000 guantes para reducir al máximo la posibilidad de contagios en un país en el que hasta la apertura de las urnas había aún 43.161 positivos de la Covid-19.
En algunas regiones, como la norteña Padova, se registraron casos de coronavirus entre los test rápidos efectuados a las autoridades de mesa junto a los lugares de votación que obligaron a suspender por algunas horas la votación, informó el diario Repubbñica en su edición online.
Para la elección, a través de la circular 41 del 20 de agosto, el Ministerio del Interior dispuso la obligación de usar barbijo y de respetar el distanciamiento social a todas las personas que concurran a los centros de votación habilitados en todo el país.
Además, 1.820 personas positivas a la Covid-19 o con aislamiento domiciliario que se inscribieron en sus comunas pueden votar desde sus casas y aprovechar el inédito sistema de retiro de voto a domicilio que dispuso la cartera de Interior.
De cara a la elección, el Gobierno dispuso además que las estructuras sanitarias con entre 100 y 199 pacientes puedan armar circuitos electorales especiales.
Además de Conte, los oficialistas Movimiento Cinco Estrellas y Partido Democrático, además de los opositores derechistas Hermanos de Italia (HdI) y Liga se expresaron a favor del "Sí" a la reducción de los parlamentarios.
El canciller Luigi Di Maio, del Cinco Estrellas, planteó al votar que la opción del "Sí" es "la que se espera hace 30 años", en un aval implícito a la reducción de parlamentarios de la que fue uno de los principales impulsores.
Junto al referéndum, 18.590.081 personas de las regiones de Véneto, Campaña, Toscana, Las Marcas, Liguria, Apulia y Valle de Aosta están habilitadas para elegir autoridades, en un marco en el que la Liga y HdI, junto a Fuerza Italia, se presentan en coalición en seis de siete distritos, frente a la dispersión de las ofertas locales del oficialismo que lidera Conte e nivel nacional.
Según las últimas encuestas, de la semana pasada, la coalición de derecha se impondría con comodidad en las norteñas Véneto, Liguria y Valle de Aosta y amenaza con quitar a la centroizquierda el control de Toscana, Las Marcas y Apulia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.