Corea del Sur dio inicio este martes a la temporada de béisbol con cinco partidos a puertas cerradas y con árbitros y porristas ataviados con barbijo para para evitar posibles contagios de coronavirus, en el marco de una paulatina vuelta a la normalidad tras un descenso en los casos y muertes.
La relajación de las medidas de seguridad sanitaria incluyen el regreso, desde el viernes, de las ligas profesionales de fútbol, también sin espectadores en los estadios.
La Organización de Béisbol de Corea (KBO), una de las primeras que retoma la actividad en medio de la pandemia, ha empleado un estricto protocolo con la intención de crear un entorno de juego seguro.
Los jugadores y entrenadores pasarán pruebas de fiebre antes de ingresar a los estadios, mientras que los árbitros y entrenadores están obligados a usar cubre boca y nariz durante el juego.
Los jugadores no tienen permitido firmar autógrafos ni darse la mano con sus compañeros, a menos que lleven guantes, informó la cadena CNN.
El público estará excluido de los estadios hasta que la KBO esté segura de que no hay riesgo de contagios, y si algún deportista da positivo de Covid-19 durante el tiempo que dure la temporada, la liga volverá a cerrar por al menos tres semanas.
La noticia llega después de que la liga cerrara a principios de marzo, cuando Corea del Sur reportaba 500 infecciones de coronavirus al día.
Actualmente, Seúl viene mostrando una tendencia a la baja en el número de infecciones diarias, después de haber establecido estrictos controles en aeropuertos y puestos de frontera además de haber aislado con éxito a los portadores del virus y rastreado a sus contactos cercanos.
Las autoridades sanitarias informaron hoy que hay apenas tres casos nuevos, con lo que el número de infectados es de 10.840, de los cuales 254 han muerto.

🇰🇷🇰🇷🇰🇷 Baseball's back in Korea! Tomorrow = #KBO Opening Day 🥳🎉https://t.co/zsqhVDxqLU

— WBSC ⚾🥎 (@WBSC) May 4, 2020

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.