En palabras del dirigente laborista, el actual jefe primer ministro, el conservador Boris Johnson, está llevando al Reino Unido hacia "el borde de un precipicio" en su camino para ejecutar un divorcio abrupto de los 27.
"Seamos claros. Nosotros (los laboristas) haremos todo lo necesario para frenar un desastroso 'brexit' sin acuerdo para el que este Gobierno no tiene legitimidad", manifestó Corbyn, citado por EFE.
Para el líder laborista, el Gobierno pretende aprovecharse de una marcha sin consenso con la UE para "crear un paraíso fiscal para los súper ricos a las puertas de Europa y firmar un acuerdo comercial con Donald Trump".
"No tanto un Brexit sin acuerdo, sino más bien un Brexit con un acuerdo con (el presidente de Estados Unidos) Trump", ironizó.
Corbyn agregó que no tiene "ninguna duda" de que una salida abrupta de Europa "destruirá" los empleos y allanará el camino para que corporaciones sanitarias de Estados Unidos terminen comprando el sistema público de sanidad británico (NHS), que "no está a la venta", advirtió.
El líder laborista ratificó además sus planes de promover una moción de confianza sobre el Gobierno de Johnson y aseguró que, de prosperar esa medida, convocaría de manera inmediata unos comicios generales para dar a los ciudadanos de este país la oportunidad de decidir.
"Si tenemos éxito, buscaré la formación de una administración interina, con tiempo limitado, para evitar un Brexit sin acuerdo, y convocaré unas elecciones generales inmediatas para que la gente pueda decidir el futuro del país", aseguró.
Corbyn subrayó que esos eventuales comicios generales representarían "el cambio de dirección" que este país precisa a fin de resolver la "crisis" provocada por el divorcio con la UE.
La semana pasada los diputados conservadores denominados rebeldes acordaron reunirse con Corbyn para discutir su nombramiento como primer ministro interino para detener una salida caótica y sin acuerdo.
El ex fiscal general Dominic Grieve y sus colegas conservadores Oliver Letwin, Caroline Spelman y Nick Boles, que ahora es diputado independiente, firmaron días atrás una carta en la que se ofrecían reunirse con Corbyn "para discutir las diferentes formas" de evitar un Brexit sin acuerdo.
En tanto que el diputado conservador Guto Bebb fue el primero en indicar explícitamente que podía votar para derrocar a su propio gobierno.
"Un gobierno de Jeremy Corbyn en un corto plazo es menos perjudicial que el daño que causaría un Brexit sin acuerdo", dijo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: