A lo largo de meses y medio del primer caso de la detección del coronavirus en el país, los menores de 18 infectados por el virus COVID-19 suman 872, de los cuales 72 son bebés de menos de un año. De esa cifra, 734 figuran como “activos”, o sea que tendrían aún la enfermedad, entre ellos 62 bebés. El total de niños, niñas y adolescentes testeados asciende a 13.472, lo que arroja una tasa de positividad del 6,5%. Estas cifras surgen de una planilla con el detalle de todos los casos subida a última hora de anoche por la cartera sanitaria nacional a su sitio web. La información está en formato abierto, al 19 de mayo, y fue analizada por la Unidad de Datos de Infobae.

Este número de menores contagiados desde comienzos de marzo representan el 10% del total de 8.809 casos acumulados hasta hace dos días. Según el último parte vespertino de ayer del Ministerio de Salud de la Nación, los contagios ascendieron a 9.238 y las víctimas fatales a 403. La cartera no discrimina en su parte diario las edades de los nuevos infectados.

El primer caso de un menor de edad infectado en Argentina– y el primero de Sudamérica- se conoció a mediados de marzo, aunque fue detectado como positivo el 11 de ese mes, según figura en la planilla de casos publicada. Había comenzado con síntomas seis días antes. Fue un niño de cuatro años oriundo de Resistencia que contrajo el virus a través de un integrante de su grupo familiar que había regresado de Europa, y perteneció a la misma línea de contagios de otros seis casos importados se produjeron en la capital chaqueña.

Los últimos casos que figuran en la planilla publica corresponden a casos confirmados el 19 de mayo. Se trata de un bebé de 1 año, otro de 2 y un nene de 4 años, todos oriundos de la Provincia de Córdoba. Otra niña de 6 y otra adolescente de 15, de la Provincia de Buenos Aires; un varón de 2 años residente en Mendoza; y cuatro menores de CABA, de 4, 12, 16 y 17 años.

“Los chicos no se infectan tan frecuentemente como los adultos de coronavirus, y si lo hacen, no desarrollan la enfermedad de forma grave. En la mayoría de los casos, en la familia hay un adulto con COVID-19 positivo. O sea que contrajeron el virus por un contacto estrecho”, señaló ante Infobae Elizabeth Bogdanovich, médica pediatra e infectóloga. Actual prosecretaria de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), esta especialista afirmó que, según la información que manejaban en la entidad, los menores contagiados eran “alrededor de 200”.

(nytimes)
(nytimes)

La cifra de 872 contagios acumulados de menores de 18 años desde principios de marzo que surge del análisis del dataset no deja de sorprender porque según un documento publicado el 30 de abril por la Dirección Nacional de Epidemiología del Ministerio, desde el inicio de la pandemia y hasta el 26 de abril, se habían confirmado 152 casos positivos en menores de quince años en el país, y otros 4.266, que habían sido valorados como casos sospechosos, fueron descartados. Una actualización de ese informe no fue publicada con posterioridad.

Según los datos cargados en el Excel publicado por el Ministerio de Salud y procesados por Infobae, la edad promedio de los casos detectados es de 8 años. El 63% de los que fueron detectados como positivos son 552 niños y niñas de entre 1 y 12 años de edad. Le sigue el 15% de adolescentes (131 casos) entre 13 y 15 años; y luego 13% (117 jóvenes) de entre 16 y 17. En tanto, los bebés menores de un año representan el 8% de los casos.

De los 872 menores a los que le detectaron coronavirus, solo dos requirieron internación en terapia intensiva. Uno fue un bebé varón, menor de un año, oriundo de la provincia de Buenos Aires, que requirió asistencia respiratoria mecánica. La otra, una nena de cinco años, también bonaerense. Estos dos casos no registran contacto conocido con casos confirmados o probables de COVID-19, ni tampoco antecedente de viaje. El 76% de los casos positivos de menores de 18 fueron atendido en hospitales públicos, y el 24% en el sistema privado.

Hasta ahora, no se reportaron fallecidos por Covid-19 entre los contagiados de menos de 18 años. La muerte de la beba de seis meses que murió en el Hospital Penna, cuyo examen post mortem dio Covid positivo, estaría vinculado a un episodio doméstico aún no esclarecido que le habría ocasionado la muerte por asfixia. El caso está siendo investigado por la Justicia.

En efecto, según el análisis realizado por Infobae del dataset subido por el Ministerio de Salud, casi la mitad (48%) de los 421 casos de los menores de 18 con COVID detectado, tuvieron como fuente de contagio un contacto estrecho.

“Hay varias teorías de por qué los chicos se enferman menos de coronavirus que los adultos. Una de ellas sostiene que algunas vacunas que reciben los chicos, pueden mejorar algunos mecanismos de defensa que indirectamente los protegen del COVID. Por otro lado, este virus tiene una proteína que se une a un receptor en el organismo, y al estar creciendo, los niños tienen menos receptores en los cuales el virus puede anclarse”, agrega Bogdanovich, ex secretaria del Comité Nacional de Infectología de la SAP.

Dónde viven los menores infectados

Made with Flourish

Según su lugar de residencia, 475 menores viven en CABA; 238 en la Provincia de Buenos Aires; 44 en Chaco; 30 en Córdoba, 25 en Río Negro; 20 en Neuquén; 12 en Santa Fe; 6 en Corrientes y otros 6 en Tierra del Fuego; 4 en Mendoza, Misiones y Santa Cruz; 2 en San Luis; 1 en Entre Ríos; y 1 en La Rioja.

Nueve provincias no registran menores con COVID detectado: Chubut, Jujuy, La Pampa, Salta, San Juan, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca y Formosa. Estos últimos dos distritos no tienen registrados ningún caso positivo en la población.

El conjunto de datos fue recopilado por la Dirección de Epidemiología de la cartera sanitaria nacional, en base a información del Sistema Nacional de Vigilancia de Salud (SNVS), actualizada al 19 de mayo a las 22 horas. En el sitio de Datos Abiertos del Ministerio de Salud de la Nación, se aclara que el dataset “es susceptible de contener errores provenientes de la carga manual de datos” y se advierte “tener en consideración que para el análisis de la situación epidemiológica las autoridades sanitarias realizan verificaciones y correcciones”. Es que este dataset publicado anoche a última hora es el tercero elaborado por esa Dirección. Ya habían subido previamente otras dos versiones de planillas, una actualizada al 14 de mayo y otra al 18, que contenían errores, según corroboró la Unidad de Datos de Infobae. Por eso motivos, fueron bajados del sitio y en su lugar quedó la leyenda de que estaban “actualizando los datos”.

Sin síntomas pero fuente de contagio

“Los chicos se contagian como cualquier persona, pero la enfermedad tiene un porcentaje alto de casos sin ninguna sintomatología, o formas muy leves. Pueden tener un poco de tos, dolor de garganta o algunas líneas de fiebre. Algunos hacen síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal o diarrea, en lugar de respiratorios. Y, excepcionalmente, también puede desarrollar un síndrome de hiper inflamación del cuerpo que una reacción ante la enfermedad y que, si es desmedida, resulta peligrosa. Estos síntomas son compatibles con el síndrome de Kawasaki. Pero esta respuesta es mucho menos usual en los niños que en los adultos. Y si se llegase a dar, es en chicos de 7 a 15 años que tienen más capacidad de hacer esta reacción desmedida”, informa Bogdanovich. “Pero pese a no desarrollar síntomas o muy leves, pueden ser una fuente de contagio”, advierte.

El COVID-19 y los bebés

Infobae le preguntó a esta pediatra especializada en infectología si los bebés son más vulnerables a una complicación respiratoria en caso de contagio. “No está demostrado que se vean afectados especialmente con este virus, como sí pasó en 2009 con Gripe A en el caso de chicos menores de 5 años, o con el adenovirus y virus sincicial respiratorio que pueden ser particularmente graves para menores de 2 años”, señaló.

¿Puede una mujer embarazada transmitir el virus al feto? “No hay transmisión perinatal demostrada de mamá a bebé, y tampoco es necesario suspender la lactancia, porque el virus no pasa a través de la leche si el bebé está sano. La madre diagnosticada con COVID le puede seguir dando de amamantar con precaución, lavándose bien sus manos, con barbijo, en otro lugar que no sea la cama que estuvo muy en contacto con el cuerpo de la madre”, explicó Bogdanovich.

Estudio en el AMBA

Con el apoyo del Instituto de Investigaciones en Retrovirus y SIDA (Inbirs) y el Hospital de Niños Pedro Elizalde (ex Casa Cuna), tres investigadoras del Conicet llevarán adelante un estudio sobre el coronavirus en niñas, niños y adolescentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), para analizar cómo responden y las características de los que desarrollan enfermedad más grave.

Según explicó Lourdes Arruvito, médica e investigadora del Inbirs que depende de la UBA y de Conicet, el estudio es el primero que se desarrolla en el país sobre población pediátrica, y tiene tres objetivos. “El primero es establecer la prevalencia del COVID-19 en niños y niñas y adolescentes que vivan en el AMBA, porque es la zona que concentra la mayor cantidad de infecciones. El segundo objetivo será definir elementos propios a la respuesta inmune que puedan explicar el marcado comportamiento diferencial del cuadro clínico frente al virus entre niños y adultos. Y el tercero es identificar entre los niños que se infectan, los que tienen factores de riesgo de poder cursar una enfermedad con grado más severo para poder definir si existe un grupo más vulnerable".

El estudio, cuyo nombre es "Prevalencia y patogenia en la infección por SARS-CoV-2 en la población pediátrica de AMBA", fue uno de los 64 que recibió los subsidios de la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) y se realizará en principio con los pacientes del Hospital Pedro de Elizalde -donde el Inbirs viene estudiando enfermedades por virus respiratorios-, pero buscará sumar más centros pediátricos y de adultos.

Cómo se procesó la información

El ministerio de Salud de la Nación compartió ayer 20 de mayo pasado un set de datos en formato abierto, el primero publicado a nivel nacional en el marco de la pandemia.

Los datos se presentan en CSV (valores separados por comas), por lo que se estructuraron en columnas para una mejor visualización como tabla.

Para los cálculos, se filtró por caso confirmado, luego por lugar de residencia y finalmente por edades, en este caso, cubriendo el rango de 0 a 17 años.

Para ver el dataset completo y descargarlo, siga este enlace.

Seguí leyendo:

Coronavirus en la Argentina: confirmaron 474 casos nuevos y es el día de más contagios desde que comenzó la pandemia

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.