En medio de fuertes controversias dentro del gobierno, una ministra italiana envió dos barcos de la marina con la misión de escoltar hasta el puerto de Lampedusa al barco de la ONG española Pro Activa Open Arms, que navega en medio de grandes olas por el mar Mediterráneo a la espera de un permiso para desembarcar a los 147 inmigrantes que lleva a bordo.
La decisión fue tomada por la ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, a pesar de que poco antes el ministro del Interior y vicepremier italiano, Matteo Salvini, firmó hoy una nueva resolución para prohibir el ingreso del buque en aguas de su país.
Salvini lo hizo después de que tomara intervención en el caso la justicia, debido a que un tribunal tumbó el denominado decreto de "seguridad bis" de Salvini, que amenazaba con multas de un millón de euros y con confiscar el buque de ayuda humanitaria en caso de que ingresara a aguas territoriales de su país.
En este contexto, el fundador de la ONG Pro Activa Open Arms, Oscar Camps, aseguró hoy temprano que el barco entrará "de inmediato" en aguas italianas para ponerse a resguardo cerca de la isla de Lampedusa, ante el "temporal que se avecina", y esperarán que se les asigne un puerto para desembarcar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: