El barco de la ONG española Open Arms lleva más de una semana en aguas internacionales del mar Mediterráneo esperando que algún país europeo le permita desembarcar a los 160 migrantes que lleva a bordo, un caso que grafica las tensiones dentro del bloque regional sobre la creciente crisis migratoria global.
La deriva de la embarcación rescatista se convirtió en los últimos días en un símbolo de los esfuerzos de las organizaciones de la sociedad civil para intervenir sobre la falta de consensos en la Unión Europea respecto del tema migratorio.
En un video difundido hoy, la jefa de misión de Open Arms, Anabel Montes, dijo desde la embarcación que "cada día que pasa aumenta el sufrimiento" de los 160 migrantes socorridos y lamentó "mantenerlos en eterna incertidumbre", lo que crea dificultad extra "a las historias tan crueles y duras que han tenido que soportar".

ONG rescata a más migrantes en el Mediterráneo y crece tensión por negativa a desembarco
La embarcación de la organización no gubernamental socorrió el pasado 1 de agosto a 55 personas, entre ellos dos bebés mellizos y una mujer embarazada cuando la balsa neumática en la que navegaban estaba "a punto de naufragar", explicó entonces el fundador de la ONG, Óscar Camps.
Al día siguiente fueron rescatadas otras 69 personas, entre ellas dos mujeres embarazadas, y posteriormente tuvieron que ser desembarcadas tres mujeres por cuestiones de salud.
Posteriormente, por pedido de Malta, Open Arms asistió a otras 39 personas. La Valeta aceptó recibir a esos últimos náufragos pero rechazó el desembarco de los otros 121, por considerar que no habían sido auxiliados en aguas de responsabilidad maltesa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: