"Hemos hecho movilizaciones pacíficas y no ha servido de nada. La única respuesta del gobierno de España ha sido la represión", dijo hoy una joven independentista a otro manifestante que le recriminó el lanzamiento de botellas a los agentes que custodiaban la jefatura de Policía, al paso de una manifestación contra las condenas a los líderes del proceso de secesión de 2017.
Enfundada en una bandera independentista, la adolescente respondió exaltada a un hombre, también independentista, que ante las cámaras de TV que transmitían en vivo la movilización criticó la provocación de los estudiantes a los agentes, tras dos noches de violentos disturbios en la norteña región.
"Conozco al ex presidente (Carles) Puigdemont, y sé que no está de acuerdo con esto. El movimiento independentista siempre ha sido pacífico. Si ellos no reprimen tenemos que aguantar, no tirar piedras ni lanzar botellas", dijo.
El secesionista expresó su "indignación" y "vergüenza" ante los grupos violentos que en los últimos días se cebaron en los choques con la policía provocando un gran caos en el centro de Barcelona y otras ciudades catalanas.
La deriva violenta de los últimos días divide a los independentistas, y también provoca el rechazo en los catalanes que no adhieren a ese ideario pero que comprenden el enojo y la indignación a raíz de las condenas de hasta 13 años de cárcel a los líderes del frustrado intento de llevar a Cataluña a la secesión por medio de un referéndum unilateral.
Prueba de ello han sido los gritos de repudio de muchos vecinos del Example -un barrio con numerosos votantes independentistas- a los jóvenes que estuvieron agitando las calles la pasada noche.
"Tengo cuatro apellidos catalanes pero esto no es posible. No entiendo qué están haciendo y por qué nadie los para", afirmaba una vecina de las calle Nápoles, que intentaba acceder anoche a su casa entre las corridas de manifestantes y la policía.
Mientras desayunaba como cada día junto a cuatro compañeras de trabajo en un bar de la "zona cero", desbastada por los disturbios que arrasaron anoche las cercanías del Departamento de Interior catalán, Gabriela Arenas dijo a Télam que "nada justifica llegar a este punto".
"Siento vergüenza, pero creo que tiene que haber algún interés de que esto suceda. No sé quién está detrás de lo disturbios, pero no quieren una solución", opinó su amiga Ana, que a diferencia de Gabriela, simpatiza con los independentistas.
"Violencia es esto, pero también violencia son las sentencias. Tenemos una políticos nefastos, y llegamos hasta aquí porque no son capaces de dialogar", añadió, coincidiendo en este punto con todas sus compañeras de trabajo.
El lugar de los enfrentamientos fue un claro mensaje de los llamados CDR (Comités de Defensa de la República) al presidente catalán, Quim Torra, al que están presionando públicamente exigiendo "desobediencia institucional".
Torra condenó los actos violentos recién 48 horas después de que comenzaran y los atribuyó a "infiltrados".
No obstante, en un intento de calmar a sus huestes, hoy propuso celebrar un nuevo referéndum unilateral para responder a la sentencia injusta contra sus compañeros.
Los protagonistas de las acciones violentas en Cataluña son grupos de jóvenes que las autoridades vinculan a los CDR y a la plataforma Tsunami Democrático, que no tiene líderes, pero que se formó tras una reunión en Bruselas de activistas con llegada a Torra y Puigdemont.
Los CDR son grupos vecinales asamblearios formaron tras el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración de independencia de Cataluña, con el objetivo de defender la vía unilateral emprendida en ese momento.
Si bien siempre mantuvieron una retórica dura, que defiende la desobediencia, en los últimos meses se fueron radicalizando frente a lo que consideran un incremento de la "represión" del Estado español. Pero la sentencia por sedición contra los políticos y líderes independentistas de 2017 fue para ellos la gota que rebalsó el vaso.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: