El canciller italiano, Luigi Di Maio, presentó hoy un nuevo decreto para agilizar las repatriaciones de inmigrantes irregulares que no cumplan con los requisitos de asilo y se fijó como prioridad desalentar las partidas de migrantes hacia Europa.
"Hoy firmamos el decreto que nos permite analizar, en cuatro meses y no en dos años como hasta ahora, si un migrante puede estar en Italia", anunció Di Maio en el Palacio de la Farnesina, sede de la Cancillería italiana, en Roma.
"Presentamos un decreto que no grita sino que hace", agregó el líder del Movimiento Cinco Estrellas, en lo que pareció una crítica a su ex socio político Matteo Salvini, emblema de las posturas xenófobas y anti inmigración en el país.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: