El Tribunal Supremo del Reino Unido comenzó a evaluar hoy las apelaciones presentadas por legisladores y opositores al Brexit, como se llama a la salida británica de la Unión Europea (UE), que consideran ilegal la decisión del primer ministro, Boris Johnson, de suspender al Parlamento durante cinco semanas.
Para evaluar la decisión de Johnson, el tribunal escuchará las apelaciones de distintas impugnaciones presentadas en Inglaterra y Escocia por legisladores y opositores al Brexit en un proceso que durará tres días.
La semana pasada, el máximo tribunal de Escocia dictaminó que la medida dictada por el primer ministro es ilegal y fue un intento de obstaculizar el Parlamento británico.
El 28 de agosto pasado, Johnson anunció que había pedido a la reina Isabel II que prorrogara o suspendiera el Parlamento durante cinco semanas, hasta el 14 de octubre, con el argumento de que el cierre era necesario para permitirle introducir una nueva agenda legislativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: