Por Caroline Humer y Timothy Aeppel

NUEVA YORK, 15 mayo (Reuters) – Los empresarios estadounidenses no se han entusiasmado ante la idea de que sus trabajadores se sometan a pruebas para comprobar si tienen inmunidad contra el coronavirus, mientras las empresas se preparan para reabrir fábricas y otros lugares de trabajo.

Los análisis de sangre que buscan anticuerpos contra el nuevo coronavirus han sido promocionados por los gobiernos y algunos expertos en enfermedades como una forma de identificar a las personas que tienen menos probabilidades de enfermarse o de infectar a otros.

El fabricante de automóviles italiano Ferrari NV ha hecho de las pruebas de anticuerpos un elemento central de su proyecto "Back on Track" para volver a poner en marcha las fábricas.

Pero muchas empresas estadounidenses no planean usarlas, y recurren a mascarillas, controles de temperatura, distanciamiento social y pruebas de diagnóstico para quienes tienen síntomas, según dijeron a Reuters empresarios y expertos sanitarios.

Mercer, que asesora a las empresas sobre los beneficios de la atención médica, ha encuestado a más de 700 empresarios de Estados Unidos en industrias que van desde la alta tecnología hasta la venta al por menor y la energía, y concluyó que el 8% de las empresas dijeron que incluirían pruebas de anticuerpos en los planes para examinar a sus trabajadores.

El interés en las pruebas de anticuerpos de las empresas ha caído en las últimas semanas, ya que los estudios apuntan a que es demasiado pronto para concluir que se traducen en inmunidad.

La Asociación Médica Estadounidense o AMA (por sus siglas en inglés) advirtió el jueves de que estas pruebas no determinan la inmunidad de un individuo.

"Muchos empresarios… se están dando cuenta de que las pruebas de anticuerpos no van a ser una cura mágica y que realmente no les van a aportar ningún valor", dijo David Zeig, consultor principal de servicios clínicos de Mercer.

Otros empresarios se preocupan por su responsabilidad si administran e interpretan tales pruebas, o se preocupan por los costos y la disponibilidad de las mismas. Algunos se asustaron por la avalancha de test que llegaron al mercado antes de que los reguladores examinaran su fiabilidad, lo que ha contribuido a la confusión sobre los resultados.

Una nueva prueba de anticuerpos de Roche Holding AG, que ha demostrado tener una gran precisión, podría en principio ayudar a resolver cuestiones sobre anticuerpos e inmunidad y alentar la demanda entre las empresas, aunque todavía no es el caso, dijeron consultores y compañías.

Los Gobiernos, sin embargo, están interesados en las pruebas de anticuerpos, particularmente si son precisas. El jueves, Reino Unido dijo que está en conversaciones con Roche sobre la compra de pruebas que podría utilizar para crear un certificado de inmunidad una vez que haya una mejor comprensión científica.

Collective Health, una empresa de tecnología sanitaria que ha creado estrategias de vuelta al trabajo para grandes empresas, aconseja a los empleadores que utilicen pruebas de diagnóstico, ni pruebas de anticuerpos. (Reporte de Caroline Humer, Timothy Aeppel y Krystal Hu en Nueva York y Ben Klayman en Detroit. Editado en español por Marion Giraldo y Andrea Ariet)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.