El barco Open Arms, anclado con 107 migrantes a bordo en el puerto italiano de Lampedusa, respondió que no puede viajar con ellos al español de Algeciras, ofrecido hoy por el Gobierno de España ante los pedidos desesperados de la ONG humanitaria responsable de la nave.
"He indicado que se habilite el puerto de Algeciras para recibir al Open Arms. España siempre actúa ante emergencias humanitarias", anunció el jefe del Gobierno español Pedro Sánchez en su cuenta de Twitter.
"Es necesario establecer una solución europea, ordenada y solidaria, liderando el reto migratorio con los valores de progreso y humanismo de la Unión Europea" (UE), subrayó.
Sin embargo, el Open Arms rechazó de inmediato la oferta, que parece haber llegado demasiado tarde.
"No podemos aceptar la oferta del gobierno español para viajar hasta España porque esto supondría seis días de navegación con todas estas personas y en este momento la situación es completamente insostenible. Estamos en estado de emergencia humanitaria abordo ", explicó Laura Lanuza, vocera de la ONG Proactiva Open Arms, dueña del barco homónimo.
El barco humanitario rescató a más de 130 personas el 1 de agosto cuando intentaban cruzar el mar Mediterráneo en embarcaciones precarias desde el norte de África al sur de Europa en condiciones muy peligrosas.
Desde entonces intenta conseguir autorización para atracar en un puerto europeo y como no lo consiguió decidió dirigirse a Lampedusa, el punto de llegada más próximo, donde hace 17 días enfrenta la tajante negativa del gobierno italiano a permitir el desembarco de los migrantes rescatados.
La situación es tan difícil hoy a bordo del barco que cuatro migrantes saltaron al agua y comenzaron a nadar, desesperados por pisar finalmente tierra.
"Todos fueron rescatados por los socorristas y llevados de vuelta a bordo", apuntó Lanuza.
"Esta situación ha creado tanto crisis de ansiedad a bordo como peleas, ha habido momentos bastante difíciles. La situación a bordo es insostenible", agregó la vocera de la ONG española.
Ayer el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, líder del partido de extrema derecha la Liga del Norte, permitió el desembarco de 27 menores de edad no acompañados, pero aclaró que lo hacia "en contra" de su voluntad y a pedido del primer ministro, Giuseppe Conte.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: