Estallidos en cadena de cientos de proyectiles en un depósito de municiones dejó al menos siete personas heridas y miles de evacuados en la región siberiana de Krasnoyarsk, donde se originó un incendio que hoy pudo ser extinguido desde helicópteros.
Las explosiones comenzaron en un depósito de obuses en una unidad militar cerca del pueblo de Kamenka, precisó un comunicado publicado en la página oficial del gobernador de la región de Krasnoyarsk, Alexander Uss.
"Según nuestras estimaciones, unas 6000 personas deben ser evacuadas", declaró Uss, quien se dirigió al lugar del siniestro.
Los habitantes de Kamenka han tenido que abandonar sus hogares por el riesgo a que el fuego, alimentado por la munición, se expandiera hacia las zonas habitadas.
"Las evacuaciones están en curso", agregó en diálogo con el canal Rossia 24, a pesar de que en las últimas horas el fuego fue extinguido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: