La curva de contagio por coronavirus en las villas y barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires sigue creciendo: según cifras oficiales del gobierno porteño difundidas en el parte sanitario de este martes, ya hay 249 casos confirmados de COVID-19 y seis personas fallecieron a causa del virus.

Poco más de tres semanas después de que se conociera el primer caso de una mujer residente de la villa 1-11-14 del Bajo Flores que murió por coronavirus y dos semanas después de la aparición del primer caso confirmado en la Villa 31 de Retiro, los contagios se dispararon y ambos barrios encabezan la estadística.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó en una conferencia de prensa esta mañana que en los barrios vulnerables de la ciudad la tasa de letalidad del virus es actualmente del 2,4%. Del total de los casos, además, 22 pacientes han recibido el alta institucional. Esto no significa que estén completamente recuperados del virus, sino que ya no permanecen internados y continúan con los cuidados sanitarios correspondientes desde sus casas.

La curva de casos por día en los barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires
La curva de casos por día en los barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires (usuario/)

Quirós reiteró en ese sentido que hoy se realizará en la Villa 31 el operativo sanitario denominado Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina (DETeCTAr), el cual busca identificar de manera temprana a personas con COVID-19 y derivarlas para su atención. Él mismo será también puesto a prueba este martes en el barrio La Paz del partido bonaerense de Quilmes.

“Es una búsqueda activa, manzana por manzana y casa por casa de las personas que tengan síntomas para encontrar de manera más apropiada y oportuna a las personas que podrían tener la enfermedad”, señaló el ministro. “En los barrios vulnerables, la vacuna más poderosa que tenemos para esta enfermedad, que es el distanciamiento físico, es muy complejo de implementar y muchas veces es imposible. Por eso las políticas públicas tienen que ser particulares para estos barrios y tienen que ser intensivas”.

La Villa 31, en particular, atravesó días muy complejos la última semana ya que el pasado sábado 25 de abril se produjo un corte de agua que dejó a grandes sectores del barrio sin suministro y provocó acusaciones cruzadas entre el gobierno porteño y AySA. Ante esa situación, el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel y la referente de Madres de Plaza de Mayo –línea fundadora– Nora Cortiñas, anunciaron en una carta abierta firmada por artistas, intelectuales y sindicatos, entre otros, que denunciarán la situación que atraviesa en plena pandemia la 31 frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Noticia en desarollo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.