El gobierno de la India ordenó la extensión del confinamiento, que debía finalizar este 2 de mayo, hasta el 18 de mayo y aplicará el relajamiento en las zonas con menor riesgo de propagación del coronavirus, mientras los contagios en el segundo país más poblado del mundo supera los 35 mil casos positivos y las muertes ascienden a 1.147.
La orden emitida por el Ministerio del Interior anuncia, además, nuevas pautas para regular las diferentes actividades sociales y económicas durante la extensión del confinamiento.
Las nuevas medidas
El Gobierno planeó una división de los distritos del país por zonas rojas (130), verdes (319) y naranjas (284), basadas en los niveles de riesgo de propagación de la pandemia en un país de 1.300 millones de habitantes.
La orden oficial, que entrará en vigencia el 3 de mayo, otorga concesiones a las zonas verdes y naranjas, no así a las rojas -las más críticas- donde se mantendrán las actuales restricciones.
Sin embargo, un número limitado de actividades permanecerá prohibido en todo el país, independientemente de la zona, entre ellos los viajes aéreos, ferroviarios, metropolitanos y los movimientos interestatales por ruta, informó el diario local The India Times.
Además seguirán cerradas escuelas, colegios y otras instituciones educativas y de capacitación o entrenamiento.
Las populosas ciudades de Bombay, Nueva Delhi, Calcuta, Hyderabad, Pune, Bengaluru y Ahmedabad mantienen la categoría de zonas rojas dado la aglomeración de personas que representa cada una de ellas.
En las zonas verdes se permitirán todas las actividades, excepto las mencionadas que están prohibidas en todo el país, aunque los colectivos locales podrán funcionar, pero solo con el 50% de su capacidad.
En esas zonas, las personas podrán salir a la calle y movilizarse para propósitos esenciales y de salud, y se permitirá el tráfico de mercancías, incluidos en los países limítrofes.
En las zonas naranjas, en cambio, se permitirán taxis con un conductor y dos pasajeros como máximo.
La aclaración en particular se debe a que en India es usual que los conductores de taxis o de triciclos vayan con un acompañante.
El movimiento de individuos de todas las zonas, para todas las actividades no esenciales, quedará estrictamente prohibido entre las 7 de la tarde y las 7 de la mañana.
El confinamiento obligatorio fue decretado el 25 de marzo, ese mismo día las rutas de transporte fueron bloqueadas.

Esta medida generó un caos dado a que miles de vendedores de fruta, obreros de la construcción o conductores intentaron volver a sus hogares a pie desde grandes ciudades como Nueva Delhi o Bombay, informó la agencia de noticias EFE.
El Ministerio del Interior ordenó el primer viaje con más de mil "trabajadores migrantes, peregrinos, estudiantes, turistas, y otras personas varadas en distintos lugares" del país debido a las medidas de confinamiento total decretado el 25 de marzo para contener la propagación del coronavirus por el país.
El miércoles pasado, el Ministerio del Interior ya había autorizado el regreso de los jornaleros indios, los más perjudicados por el confinamiento, hasta sus lugares de origen.
Pero problemas ocasionados por el confinamiento impidieron la operación y recién ayer salió el primer tren de este tipo desde el sur de la India con casi 1.200 personas, hacia el estado de Jharkhand, en el este del país.
Las cifras de infecciones y muertes en la India varía según las mediciones. Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ubica en 33.050 y 1.074 respectivamente, la Universidad estadounidense Johns Hopkins registró 35.043 positivos y 1.154 muertos.
Mientras que el ministerio de Salud de la India detalló que del total contagiados, 9.064 personas ya se recuperaron.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.