Miles de personas se volcaron a las calles de distintas ciudades de Estados Unidos para protestar contra la decisión del presidente, Donald Trump, de realizar a partir de mañana redadas policiales para detener y deportar de manera masiva a los inmigrantes indocumentados.
Convocadas por la plataforma de activistas Lights for Liberty (Luces por la Libertad), las marchas han exigido el cierre de los centros de detención y que el gobierno de marcha atrás con su plan de detener a los migrantes cuya documentación es irregular.
Con velas y pancartas en mano, los manifestantes participaran está noche de una vigilia colectiva en distintos puntos de EEUU y también en otros países de la región para pedir al Gobierno de Trump el cierre de los centros de detención de inmigrantes, que los organizadores califican como "campos de concentración".
"No abras la puerta, tienes derechos" o "si entran en casa no te resistas" son consejos que grupos pro inmigrantes brindaron a indocumentados, reportó la cadena CNN desde la ciudad de Chicago.
"No sabemos exactamente cuántas personas pueden verse afectadas en Houston han dicho que a nivel nacional será unas 2.000", afirmó hoy el director ejecutivo de la ONG FIEL Houston, César Espinosa.en declaraciones a la agencia de noticias EFE.

At midnight, #Lights4Liberty had 786 worldwide events. Madrid. Lyon.
We are adding more this morning.
By this metric, we are now the largest mass mobilization in history.
The world will not stand for what this administration is doing. Not now. Not ever again.#DontLookAway pic.twitter.com/tHiSQlbT1I

— LightsForLiberty– Official (@Lights4Liberty) 12 de julio de 2019

Houston es una de las nueve ciudades donde se espera den comienzo las redadas del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE,), anunciadas por Trump, para deportar a indocumentados.
El resto de ciudades son: Nueva York, Miami, Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Atlanta, Baltimore y Denver. Estaba previsto que las redadas también se hicieran en Nueva Orleans, pero la llegada de un huracán obligó a suspender la operación.
Pese a que el objetivo de esas operaciones serán indocumentados con órdenes de deportación, según las autoridades, Espinosa alertó que "cuando (las agencias) Inmigración ingresa en una vivienda pueden pagar justos por pecadores, porque pueden abrir la puerta quienes no tienen órdenes de aprehensión contra ellos".

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: