El número de muertes registradas en hospitales del Reino Unido por coronavirus aumentó este viernes en 684, hasta un total de 19.506 fallecidos desde que comenzó la pandemia, informó el Ministerio de Salud británico.
Los contagios confirmados, en tanto, aumentaron en 5.386, después de que el número de test realizados en 24 horas haya alcanzado los 28.532, frente a los 23.560 anteriores, por lo que la cifra total de contagios alcanza los 138.885.
El gobierno del primer ministro Boris Johnson tiene el objetivo de llegar a las 100.000 pruebas diagnósticas diarias la próxima semana y asegura que ya cuenta con capacidad suficiente para realizar 51.000 test al día.
Este jueves, el gobierno había informado de 616 muertes en hospitales por coronavirus las 24 horas previas.
Se da por descontado que la cifra real de muertos es significativamente mayor, porque la oficial no incluye muertes en geriátricos u hogares ni fallecidos en cualquier otro lugar con síntomas compatibles con coronavirus pero sin diagnóstico confirmado.
La asociación británica National Care Forum, que representa a los proveedores de servicios de hogares de ancianos en el Reino Unido, estimó la semana pasada que hasta el 13 de abril unos 4.000 residentes de geriátricos habían muerto a causa del coronavirus.
Test para trabajadores
Las autoridades habilitaron por primera vez una página web oficial para que los trabajadores de sectores claves, que no deben seguir medidas de confinamiento, pidan cita al servicio público de salud para que se les realice la prueba de la Covid-19, informó la agencia de noticias EFE.
El sitio web, no obstante, cerró pocas horas después, ante la demanda masiva que se registró entre los cerca de 10 millones de británicos que pueden solicitar desde este viernes esas pruebas.

Con la colaboración del Ejército, el gobierno británico estableció espacios en todo el país para que los ciudadanos puedan someterse al test desde su propio automóvil.
También espera tener disponibles la semana próxima 18.000 kits, que se remitirán cada día a pacientes para que se realicen la prueba en casa.
El Reino Unido fue uno de los últimos países de Europa en adoptar medidas de confinamiento social para detener la propagación del coronavirus, y muchos atribuyen a esta demora el crecimiento exponencial que registró el reino en casos y muertes en pocas semanas.
Su estrategia inicial de permitir un contagio masivo de la población para lograr una inmunidad colectiva fue desechada abruptamente luego de que una investigación científica advirtiera que ese plan podía causar más de 500.000 muertos en el país.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.