Irán exigió hoy al Reino Unido que libere un buque petrolero propio interceptado la semana pasada frente a Gibraltar y acusó a Londres de ser un "sirviente" de Estados Unidos, mientras que el Reino Unido anunció el envío de un destructor al golfo Pérsico en medio de altas tensiones previas entre Washington y Teherán.
El canciller británico, Jeremy Hunt, dijo que recientes sucesos mostraron que la Marina necesitaba refuerzos en el golfo Pérsico, pero que su país no quiere un conflicto con Irán, un día después de que la Marina británica dijera que impidió que tres barcos militares iraníes bloquearan el paso de un petrolero británico por el estrecho de Ormuz.
También ayer, la policía de Gibraltar arrestó formalmente al capitán y el primer oficial del supertanque por presunta violación de sanciones de la Unión Europea (UE) al llevar un cargamento de petróleo hacia Siria, y hoy anunció la detención de los dos segundos de a bordo de la nave.
El vocero de la Cancillería, Abbas Mousavi, dijo a la agencia de noticias IRNA que "los pretextos legales para la captura no son válidos… la liberación del supertanque está en el interés de todos los países".
"Este es un juego peligroso y tiene consecuencias", advirtió.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: