Unas 20.000 personas salieron hoy a las calles de Hong Kong en una nueva protesta contra el gobierno central de China en la ex colonia británica y cargaron contra los comerciantes chinos que sacan ganancias a costa de sus beneficios.
Los manifestantes se reunieron en Sheung Shui, una ciudad ubicada a pocos kilómetros de la frontera con China, donde los residentes se han quejado durante años de las molestias causadas por los comerciantes de la China continental que compran allí sus productos a granel para revenderlos.
Los residentes locales se quejan de que este tipo de compras fomenta el comercio paralelo y recuerdan que ha causado escasez de productos como la leche en polvo; lo que ha obligado al gobierno a imponer restricciones a la cantidad que exporta.
Esta nueva protesta llega cuatro días después de que la líder de Hong Kong, descartara la aprobación de un proyecto de ley de extradición muy criticado en el país, ya que habría permitido a Hong Kong transferir a sospechosos a jurisdicciones con las que actualmente no tiene acuerdos, incluida la China continental.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: