Más de 650 jóvenes de todo el país vivieron la vigésima tercera edición de la Acampada Espiritual Diocesana de Jóvenes en Malabrigo. Las actividades comenzaron el viernes por la tarde y finalizaron el domingo al mediodía. La misa de apertura fue celebrada por el Obispo Ángel José Macin.

 

En esta ocasión el lema fue “no se dejen robar la alegría” y como cada año se acercaron cientos de jóvenes de diferentes parroquias de la diócesis, como también de provincias vecinas, para poder disfrutar de un fin de semana especial en nuestra localidad.

 

La vigésima tercera edición se realizó, al igual que en años anteriores en la Parroquia “Nuestra Señora del Huerto”.

 

Las actividades que incluyeron talleres, momentos de oración y reflexión, fogones, celebración de misas, estuvieron a cargo del predicador Pablo Collazo y finalizaron al mediodía del domingo, con la misa, celebrada por varios sacerdotes de la Diócesis.

FUENTE http://www.malabrigonoticias.com.ar

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: