Tras acordar un gobierno de unidad con opositores y antes de asumir su nuevo mandato, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, prometió hoy que la anexión de parte de Cisjordania, uno de los tres territorios que la mayoría del mundo reconoce como palestinos y ocupados, se concentrará "en unos meses".
"Hace tres meses el plan de paz de (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump reconocía el derecho de Israel sobre toda Judea y Samaria (nombre bíblico que Israel usa para Cisjordania). El presidente Trump se ha comprometido a reconocer la soberanía israelí sobre las comunidades judías y el valle del Jordán", aseguró Netanyahu en un mensaje grabado y enviado a la Coalición Europea por Israel con motivo del centenario de la Conferencia de San Remo.
"Confío en que cumpla su compromiso en unos meses y que podamos celebrar otro hito histórico de la historia del sionismo", agregó, citado por la agencia de noticias DPA.
Tanto la ONU como la mayoría de sus estados miembros -entre ellos Argentina, reconoce que Cisjordania, la parte oriental de Jerusalén -según fue delimitada tras la guerra de 1967- y la Franja de Gaza son territorios que pertenecen al futuro Estado palestino y que desde hace más de medio siglo están ocupados militarmente por Israel.
En 1980, Israel, a contramano de los pedidos de la comunidad internacional, anexó unilateralmente Jerusalén este, unificó la ciudad y la declaró su capital.
El mundo no aceptó ninguna de estas modificaciones hasta que el presidente Trump reconoció hace poco más de dos años a Jerusalén como la capital israelí y luego mudó su embajada allí, una decisión que solo copiaron unos pocos países y ninguna potencia.
Tras este giro estadounidense, Trump dio otro: presentó un llamado plan de paz para israelíes y palestinos, en el que proponía muchas de las exigencias que venía haciendo el gobierno de Netanyahu, como la anexión de la mayoría de las colonias más grandes en Cisjordania a cambio de entregar zonas no fértiles y que no garantizan la contigüidad territorial del futuro Estado palestino.
Tanto la dirigencia palestina como el resto de las potencias mundiales rechazaron este plan; sin embargo, tanto Netanyahu como su rival electoral y ahora socio de gobierno, Benny Gantz, lo apoyaron y prometieron avanzar sobre sus propuestas.
Tras el anuncio esta semana de un acuerdo para formar un gobierno de unidad, resta concentrarlo con un voto en el parlamento y la presentación formal del gabinete.
Hace unos días, la Autoridad Nacional Palestina calificó al futuro gobierno de unidad israelí como "un gobierno de anexión" y advirtió que si avanza con la anexión de parte de Cisjordania, lo denunciará ante las cortes internacionales.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.