El Reino Unido realizó este martes un minuto de silencio en homenaje a los profesionales de la salud que se desempeñan en la primera línea de atención sanitaria y a quienes perdieron la vida en la lucha contra el coronavirus.
El homenaje fue promovido después de que se conoció que al menos 100 trabajadores del NHS, como se llama al servicio de salud público británico, y del sector de asistencia social fallecieron después de dar positivo de Covid-19.
El primer ministro Boris Johnson, quien regresó ayer a sus funciones tras su convalecencia después de haber desarrollado los síntomas del virus que lo obligaron a ser internado, lideró junto a sus ministros el minuto silencio desde Downing Street, la residencia oficial del gobierno británico.

En las últimas semanas, el arco iris se convirtió en un símbolo de apoyo al NHS, mientras que todos los jueves a las 20 horas, los británicos se asoman a sus ventanas y puertas a dedicar un aplauso en agradecimiento a los trabajadores de ese sector.
Desde que comenzó la crisis de la pandemia, los trabajadores de la salud quedaron expuestos a la escasez de equipos de protección personal (PPE por sus siglas en inglés).

He abandonado hoy el hospital después de una semana en la que el NHS ha salvado mi vida”

Boris Johnson, el día que dejó su internación

En ese sentido, Intisar Chowdhury, de 18 años, hijo de un médico fallecido, le pidió al gobierno que se disculpe públicamente por el mal manejo que tuvo en relación a la falta de los equipos de protección personal.
El joven aseguró que quiere que los ministros "acepten sus errores y mejoren en lugar de simplemente ignorarlos y seguir adelante", según declaró al programa Today de BBC Radio 4.
El padre de Intisar, Abdul Mabud Chowdhury, de 53 años, quien murió a principios de este mes, había advertido al primer ministro Boris Johnson sobre la falta de los equipos de protección cinco días antes de ser hospitalizado.
Durante semanas, los profesionales de la salud advirtieron sobre la escasez de PPE adecuado y denunciando que usaban equipos de protección improvisados hecho de materiales como bolsas de basura o usando máscaras de buceo.
Recién a mediados de abril el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, admitió que había problemas con el suministro de insumos hospitalarios.
Mientras tanto, el gobierno anunció que las familias del personal de salud y de asistencia social que fallecen por causa del virus, recibirán una indemnización de 60.000 mil libras.
En ese sentido, el ministro de Salud, Matt Hancock, consideró que nada reemplaza la pérdida de un ser querido, "pero queremos hacer todo lo posible para apoyar a las familias que están lidiando con este dolor".

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.