El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, se ofreció hoy a comparecer ante el Parlamento para evitar ser forzado a ello, después de que la oposición redobló la presión en su contra mientras persiste el bloqueo político que amenaza con llevar a España a unas nuevas elecciones.
Unidas Podemos había anunciado previamente que apoyaría una comparecencia extraordinaria de Sánchez en el Congreso de los Diputados para explicar los acuerdos de las últimas cumbres europeas, aunque evitaría que lo hiciera por la crisis del barco de la ONG española Pro Activa Open Arms, bloqueado por el gobierno de Italia casi 20 días sin poder desembarcar con un centenar de migrantes a bordo, como exigían conservadores y liberales.
Sin embargo, en el último minuto, el partido liderado por Pablo Iglesias cambió de postura y vetó ambas comparecencias durante la reunión de la Diputación permanente del Congreso, después de que el Partido Socialista (PSOE) de Sánchez ofreciera acudir a la Cámara en una sesión ordinaria, que previsiblemente tendrá lugar la próxima semana.
A pesar del resultado favorable, el presidente en funciones, quien ganó los comicios de abril sin mayoría absoluta, no tendrá más opción que acudir al Parlamento para someterse a un nuevo debate sin haber avanzado ni un milímetro en las negociaciones para formar gobierno desde su investidura fallida de julio.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: