El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, abrió hoy una ronda de contactos telefónicos con líderes de la oposición en un último intento por salvar su reelección, antes de reunirse con el rey Felipe VI, quien deberá resolver si España vuelve a las urnas.
Sánchez se comunicó en primer lugar con Pablo Iglesias, el líder de Unidas Podemos, el único partido que está dispuesto a dar apoyo a su reelección, aunque a cambio de entrar en el nuevo Ejecutivo, algo que el oficialista Partido Socialista (PSOE) rechaza rotundamente.
Dos meses después de protagonizar una investidura fallida por frustrarse un acuerdo de gobierno de coalición con Unidas Podemos, Sánchez pide a Iglesias apoyo para gobernar en solitario en base a un programa progresista.
Tras el llamado, PSOE y Unidas Podemos hicieron público un comunicado en el que se informa que Iglesias confirmó a Sánchez que se abstendrá ante una eventual nueva investidura si los socialistas no aceptan un gobierno de coalición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: