Un día después oficializar la estrategia para relajar las medidas de restricción, el Ministerio de Sanidad británico elevó hoy a 32.065 la cifra total de fallecidos por coronavirus en hospitales, residencias y domicilios.
La cartera sanitaria informó que durante las últimas 24 horas se realizaron 100.490 test que detectaron 3.877 nuevos contagios y se registraron 210 nuevas muertes que llevaron al total de decesos arriba de los 32.000.
En paralelo, el Ejecutivo a cargo del conservador Boris Johnson difundió hoy los detalles técnicos del plan que prevé relajar las condiciones de confinamiento desde el próximo miércoles, centralmente en Inglaterra, ya que las autoridades de Gales, Escocia e Irlanda del Norte desestimaron aplicarla en esos territorios.
En el Parlamento, el primer ministro defendió la "cautelosa" hoja de ruta para la apertura, frente a las críticas de la oposición que considera "poco claros" los planes oficiales.
"En este momento, no podemos ir más allá de anunciar la primera modificación cautelosa de nuestras medidas", dijo Johnson en relación al regreso de los empleados de sectores como la manufactura, la construcción, la logística y la distribución en Inglaterra, según consigna la agencia EFE.
"El escenario es diverso en las regiones y naciones del Reino Unido, por lo que algunas partes del país quizás necesiten estar más tiempo en confinamiento", matizó en relación con las decisiones de los gobiernos regionales que resolvieron no adherir a la flexibilización de las medidas.
"Cualquier divergencia debería ser solo a corto plazo. Como primer ministro del Reino Unido, no tengo dudas de que debemos vencer juntos esta amenaza y afrontar el reto de la recuperación", agregó.
Entres las recomendaciones, apareció por primera vez la sugerencia para que los ciudadanos se cubran el rostro en espacios cerrados en los que no sea posible mantener la distancia de seguridad con otras personas y cuando entren en contacto con individuos con quienes no conviven.
A partir de esta semana se podrá hacer ejercicio al aire libre tantas veces al día como se desee en Inglaterra, si bien esas actividades continuarán restringidas a una vez al día en Escocia, Irlanda del Norte y Gales.
En junio, el gobierno evaluará una reapertura limitada de las escuelas, que implicaría la posibilidad de retomar los tres niveles educativos iniciales (preescolar, primero y sexto de primaria) y permitir tutorías para alumnos de secundaria, cuyas clases regulares no se reiniciarán al menos hasta septiembre.
La reapertura de los comercios no esenciales tampoco se prevé, al menos, hasta junio aunque el anuncio no incluyó detalles al respecto, mientras que la posibilidad de que funcionen peluquerías, restaurantes, pubs y cines no se revisará al menos hasta julio.
El Ejecutivo anticipó además que impondrá una cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen al Reino Unido en avión para evitar nuevos contagios importados.
La medida se comenzará a aplicar dentro de algunas semanas, si bien no hay un calendario detallado, y tendrá algunas excepciones, que se aplicarán a personas que se desplacen por motivos de seguridad nacional o para cumplir las "obligaciones internacionales" del Reino Unido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.