El gobierno indio confirmó este domingo una cifra récord de contagios con un total de 4.987 nuevos casos desde el sábado, cuando ya había superado a China en cantidad de infecciones, por lo que extendió el confinamiento que debía terminar este lunes hasta el 31 de mayo, y emitió hoy nuevas pautas para la cuarta fase.
La orden, emitida por la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, se enfoca en una reactivación gradual de las actividades económicas teniendo en cuenta el creciente número de casos nuevos en el país que, según las estimaciones del Ministerio de Salud y Bienestar Familiar, hasta el día de hoy ya son 90.927 los afectados, y 2.872 los fallecidos -300 más que ayer- mientras que el sábado los casos positivos eran 85.940 y 2.572
También se les pidió a todos los estados del país que garanticen el movimiento sin restricciones interestatales e intraestatales de profesionales médicos, enfermeras y personal paramédico junto con personal de saneamiento y ambulancias, así como el permiso de movimiento interestatal de topo tipo de cargas y mercancías.
El uso de tapabocas será obligatorio en todos los lugares públicos y de trabajo, se mantiene el distanciamiento social y habrá multas para quienes escupan en lugares públicos.
Sólo se permitirán actividades esenciales en zonas de contención que también estarán sujetas a rastreo intensivo, vigilancia casa por casa y otras intervenciones clínicas.
Las autoridades indias paralizaron los servicios de ferrocarriles y prestaron especial atención a las inmensas barriadas del país, donde la aparición del brote podría provocar contagios descontrolados, informó la agencia de noticias Europa Press.
En Maharastra fueron liberados ya más de 7.200 presos para impedir la propagación del virus en las cárceles, según ha confirmado el Gobierno en las últimas horas.

Por pedido del Ministerio del Interior, hasta el 31 de mayo permanecerán cancelados los viajes aéreos nacionales e internacionales, los servicios ferroviarios de subtes y cerradas todas las instituciones educativas, así como hoteles, restaurantes y otros servicios de hospitalidad, excepto los que alojan trabajadores de servicios de emergencia o los que son utilizados como instalaciones de cuarentena.
Los restaurantes podrán operar cocinas para la entrega a domicilio de alimentos.
Si bien se autorizó la reapertura de los complejos deportivos y estadios, no se permitirá la entrada de espectadores a estos lugares.
Las salas de cines, centros comerciales, gimnasios, piletas, parques de entretenimiento, teatros, bares, auditorios y otros lugares también permanecerán cerrados.
Todas las funciones o reuniones sociales, políticas, de entretenimiento, académicas, culturales, deportivas y religiosas también están prohibidas, y los lugares de culto deben permanecer cerrados al público.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.