El barco de una ONG española con 147 migrantes rescatados del mar se hallaba hoy en aguas territoriales italianas, en cercanías de la sureña isla de Lampedusa, tras una decisión judicial que frustró las intenciones de las autoridades del país a otorgarles permiso para amarrar tras 14 días de espera en el Mediterráneo.
El final de la crisis a la que se enfrenta el buque humanitario de la ONG Pro Activa parecía más cerca, después de que un tribunal italiano suspendió ayer el decreto del premier y ministro del Interior, Matteo Salvini, que les prohibía adentrarse en aguas jurisdiccionales del país bajo amenaza de multas y confiscación del buque.

El Open Arms, en aguas italianas: "Saben que aún no hay puerto para ellos, pero ver tierra firme les calma" https://t.co/mw3olUzHaB

— Open Arms (@openarms_fund) August 15, 2019

Decidido a impedir el desembarco, Salvini dijo haber firmado una nueva directiva que prohíbe el ingreso de los barcos humanitarios a aguas territoriales italianas, pero la ministra de Defensa italiana, Elisabetta Trenta, rechazó firmar la medida.
La justicia italiana no solo tumbó el decreto anti inmigración de Salvini sino que ordenó al gobierno italiano que designe un puerto y preste "asistencia inmediata" a las personas más necesitadas rescatadas.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: