La Policía de Hong Kong prohibió la marcha de este domingo en Hong Kong por el Dia Internacional de la Democracia, pero una vez más decenas de miles de manifestantes desafiaron esta orden y una potencial condena de cinco años de cárcel, y salieron a las calles a reclamar una mayor apertura democrática en esa región autónoma china.

Tras casi cuatro meses consecutivos de protestas, otra vez la protesta terminó con camiones hidrantes de la policía, nubes de gases lacrimógenos, bombas molotov y escenas minoritarias pero caóticas de persecuciones, agresiones y represión policial.
El servicio del tranvía, en el centro comercial de la ciudad, fue interrumpido y al final de la noche ya solo unos pocos manifestantes quedaban en la calle. Pero antes de eso, durante el día, la manifestación fue masiva y transcurrió sin problemas.
Esta vez, la Policía le denegó el permiso porque "si hubiera otros dos millones de personas uniéndose a la marcha", no tendrían personal suficiente, según informó la misma fuerza a la prensa, informó la agencia de noticias EFE.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: