En la tarde de la víspera, pudieron ver imágenes de especies ictícolas muertas y en estado de descomposición. Las imágenes a las que pudo acceder InfoRutaUno muestran surubíes y rayas pero según relata Juan, un vaqueano que habitúa la zona “hay de todo. Sábalos, bogas, patíes y todo tipo de pescados. Muchos sin vida pero un montón más van boqueando y respirando a flor de agua”. “El olor a podrido es inaguantable” señalan. Se trataría de un fenómeno que viene marchando aguas abajo, compuesto por bajo nivel de oxigeno y alta concentración de material orgánico, arrastrado por la crecida. A esto se le suman temperaturas que tienen casi 40 grados de promedio, lo que estaría generando que el agua sea letal para la supervivencia de las especies.
Estos peces fueron reportados en el norte de San Javier ciudad, por lo que no se descarta que puedan seguir siendo arrastrados o generar situaciones similares en la ciudad y sus márgenes ribereños. De hecho, se ven en una de las imágenes a bagres, llamados “amarillos” que se encontraron en islas del distrito local, uno 15Km al este de la costa. Ante esta situación, la autoridades recomiendan ser exigentes a la hora de consumir pescado. Desde la Municipalidad de San Javier, Prefectura Naval y la Cooperativa de Servicios Públicos que abastece agua, se está en alerta y observación ante cualquier episodio. Fuente: Info Ruta Uno
"/>

En la tarde de la víspera, pudieron ver imágenes de especies ictícolas muertas y en estado de descomposición. Las imágenes a las que pudo acceder InfoRutaUno muestran surubíes y rayas pero según relata Juan, un vaqueano que habitúa la zona “hay de todo. Sábalos, bogas, patíes y todo tipo de pescados. Muchos sin vida pero un montón más van boqueando y respirando a flor de agua”.

“El olor a podrido es inaguantable” señalan. Se trataría de un fenómeno que viene marchando aguas abajo, compuesto por bajo nivel de oxigeno y alta concentración de material orgánico, arrastrado por la crecida. A esto se le suman temperaturas que tienen casi 40 grados de promedio, lo que estaría generando que el agua sea letal para la supervivencia de las especies.

Estos peces fueron reportados en el norte de San Javier ciudad, por lo que no se descarta que puedan seguir siendo arrastrados o generar situaciones similares en la ciudad y sus márgenes ribereños. De hecho, se ven en una de las imágenes a bagres, llamados “amarillos” que se encontraron en islas del distrito local, uno 15Km al este de la costa.

Ante esta situación, la autoridades recomiendan ser exigentes a la hora de consumir pescado. Desde la Municipalidad de San Javier, Prefectura Naval y la Cooperativa de Servicios Públicos que abastece agua, se está en alerta y observación ante cualquier episodio.

Fuente: Info Ruta Uno

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: