FOTO DE ARCHIVO. Un operador mira una pantalla en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. REUTERS/Agustin Marcarian
FOTO DE ARCHIVO. Un operador mira una pantalla en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)

Los mercados perdieron el impulso de la semana pasada, pero la caída de bonos y acciones y la suba del dólar no tuvo visos de derrumbe sino de cautela. Se puede hablar más de decepción que de pérdida de fe de los inversores. Es más, los cierres fueron auspiciosos, porque aparecieron compradores.

Lo que preocupa, más que los escarceos en el Congreso, es lo que está sucediendo con la soja que acumula bajas de 20% en Chicago y la cosecha, si bien va a ser muy buena, se alejó de la posibilidad de ser sobresaliente porque el clima falló en el tramo final.

El dólar MEP, que llegó a tocar $1.227, cerró con una suba de $31,35 (+2,6%) a 1.219,88, mientras el contado con liquidación (CCL) lo imitó con un avance de $32,09 (+2,6%) a $1.263,18. Cerró por debajo del máximo de $1.268. Después de esta suba, la brecha con el dólar oficial quedó en 51%. El dólar libre tuvo un alza de $5 a $1.225 que mantuvo desde la apertura hasta el cierre.

Es cierto que el dólar estuvo firme en el mundo. El DXY que mide a la moneda estadounidense frente a las seis principales divisas del planeta subió 0,05% y derribó a las monedas de la región.

El jefe de la mesa de ConoSur, Juan Martín Yanzón, no se mostró preocupado por el alza del dólar: “Viendo cómo comenzó el día con la baja de los bonos soberanos y atendiendo a los mensajes de cierre del viernes, esperábamos un día volátil, pero nos encontramos con un MEP y CCL que operaron +2.5% con poca volatilidad y volumen, sin sobresaltos más que unos breves idas y vuelta sin mayores movimientos y con posturas sin consolidación”.

!function(e,n,i,s){var d="InfogramEmbeds";var o=e.getElementsByTagName(n)[0];if(window[d]&&window[d].initialized)window[d].process&&window[d].process();else if(!e.getElementById(i)){var r=e.createElement(n);r.async=1,r.id=i,r.src=s,o.parentNode.insertBefore(r,o)}}(document,"script","infogram-async","https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js");

Los bonos de la deuda tuvieron un comportamiento parecido porque comenzaron la rueda muy ofrecidos y bonos como el Global 2030, que son referencia del mercado -llegaron a estar 3% abajo- cerraron con retrocesos de 1,5% que hicieron que el riesgo país subiera 34 unidades (+1,8%) a 1.188 puntos básicos.

Las grandes manos atenuaron la baja comprando sobre el final de la rueda porque apuestan a una resurrección de estos títulos. Con los bonos provinciales no sucedió lo mismo porque quedaron golpeados con la posibilidad que, ante la falta de aprobación del paquete fiscal, las transferencias del Gobierno central por afuera de la coparticipación se vean restringidas.

El BOPREAL, el nuevo título que es la revelación del mercado, negoció un elevado volumen con relación a los demás bonos. El título que se utiliza para pagar deuda a los importadores, tiene una tasa de retorno de 19% y se puede utilizar para pagar impuestos. Mañana habrá una nueva licitación de estos bonos y falta saber cual es la liquidación de los que se licitaron la semana pasada.

Los bonos del Tesoro que indexan por CER tuvieron una fuerte recuperación. Los que vencen en 2026 y 2028 subieron entre 4 y 4,5%. Los bonos que ajustan por el dólar oficial tuvieron subas irrelevantes.

En tanto, en el Mercado Libre de Cambios (MLC) se operaron USD 287 millones y el Banco Central se quedó con solo USD 84 millones que ayudaron a que las reservas suban USD 157 millones a USD 25.157 millones.

Rava

Según el informe de la consultora F2 de Andrés Reschini “el volumen fue apenas superior en USD 33 millones al del viernes y no logra superar los 300 millones. En las últimas 5 ruedas siguió cayendo lentamente. Como hace varios días se manifiesta en este informe, es una dinámica que hay que seguir de cerca y puede encender algunas alertas”.

La noticia negativa fue que ayer la soja cerró a USD 438 dólares por tonelada y en lo que va del año bajó 20%. El analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli, señaló: “Soy más pesimista. No vamos a tener una cosecha récord, pero vamos a tener una normalización de las cantidades. Hay muchas zonas productivas donde el agua no estuvo tan presente y vamos camino a una semana con ola de calor que va a complicar. Tenemos que ver los precios internacionales donde venimos de caídas fuertes en lo que hace a soja y como no hay artimañas cambiarias, el precio es lo qué es. No hay demasiado optimismo en lo que son los números agro, así que veremos a qué precios el productor está conforme para vender. En síntesis, estamos hablando de precios y producción que aún desconocemos”.

La Bolsa, con negocios por $20.488 millones, tuvo una rueda negativa., Comenzó con fuertes bajas, pero se fue moderando sobre el final. El S&P Merval, el índice de las líderes, perdió 0,37% en pesos y 2,5% en dólares por la suba del CCL.

Los ADRs -certificados de tenencias de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Nueva York- tuvieron una rueda negativa donde los principales afectados fueron los bancos que perdieron hasta 3,8%.

Para hoy se espera un mejor clima de negocios. Por lo menos, los cierres así lo anticiparon y se descuenta que habrá interés por la licitación del BOPREAL y por la del Tesoro que ofrece 3 bonos que ajustan por CER con cupón cero que vencen a fin de junio de 2026, 2027 y 2028. La suba de los bonos CER más largos de ayer, es un buen augurio para este evento

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.